Busque en este sitio web:


Para más opciones de búsqueda




Novedades

¿Quiénes somos?
Introducción y bienvenida
Acerca de Sanctus Germanus
El objetivo de este sitio web

La Gran Hermandad de la Luz
Sobre el Amanuense
La Fundación Sanctus Germanus

Galería de fotos

Enseñanzas
Mensajes de actualidad
Enseñanzas esotéricas de la Hermandad
Contraparte feminina
Libros pertinentes
Formación esotérica y mística
Autosuficiencia - (en inglés)
Invocación y meditación
Contacto con el alma
Posesión por una entidad
THO

Presentaciones
Conferencias
Conversaciones esotéricas
Videos de conferencias y discusiones - (en inglés)
Webinars

Servicios
Perspectivas astrológicas
Proyecto de educación de la nueva raza
Sembrando en la conciencia global
Curación telepática


Contáctenos
Preguntas y respuestas
Contáctenos
Perspectivas humorísticas

Boletín (en inglés)

La librería Sanctus Germanus

 


Email Newsletter

 

idiomas
Inglés Español

 

 



Books of Interest

Teachings of the Great Brotherhood of Light by the Masters Kuthumi and Morya

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 1 by the Amanuensis

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 2 by the Amanuensis

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 3 by the Amanuensis

 

www.sanctusgermanus books.com





Liberarse de la posesión por una entidad

 

Mucha gente ha perdido el control de sus cuerpos, sus emociones, e incluso sus mentes en contacto con otras “presencias”. Esto causa una conducta poco característica, que varía desde hiperactividad, locura y cambio de personalidad a la adicción e ira incontroladas. Nosotros pensamos que gran parte de esta conducta esta causada por la posesión por una entidad. Este texto explora este problema.

 

¿Qué es una entidad?  ¿Qué es la posesión por parte de una entidad?

 

Una “entidad” es un ser desencarnado o no-físico que se adhiere a una persona, o huésped para sonsacar la energía que necesita para satisfacer sus deseos. A través de esta adherencia, la entidad afecta la salud física, emocional y mental del huésped; la entidad puede causar problemas o agravar otros ya existentes; puede conducir al huésped a tener una conducta criminal.

 

La conducta del huésped, sus emociones o deseos atraen a la entidad, dado que ella elige una persona que tiene necesidades similares: una entidad que tiene un antojo no satisfecho por chocolate se pegará a una persona a quien le encanta el chocolate; una entidad a la que le gusta tocar los tambores, se pegará a un percusionista; una entidad que necesita heroína se pegará a un consumidor de heroína, el cual corre el riesgo de convertirse en un adicto bajo la influencia del deseo insaciable de la entidad. El huésped tiene la responsabilidad final y debe resolver el comportamiento que atrae a la entidad.

 

Una entidad puede apoderarse de  una persona durante toda la vida, como en el caso del chico solitario que invita a una entidad para que venga y esta se queda pegada; o hasta que cierta acción se realiza, como en el caso de gente joven que asesina a disparos a sus compañeros de clase. Una entidad puede ocupar a una persona de vez en cuando, como en el caso de artistas que crean una obra de arte tras otra; los artistas a menudo llaman a esta entidad su musa, y pueden tener un ritual especial para conectarse con ella. Muchas personas que tienen una entidad adherida a ellas se dan cuenta de ello a un nivel subconsciente; uno puede percibirlo en el lenguaje que utilizan: “No sé que me poseyó, pero en cuanto comencé a azotarle, algo se apoderó de mi y no pude parar”. Si se hubieran sentado tranquilamente y sentido lo que estaba pasando, se hubieran dado cuenta de que algo extraño estaba pegado a ellas afectando su conducta.

 

Algunas personas se dan cuenta claramente de que tienen una entidad adherida, pero sienten vergüenza de hablar de ello por miedo a ser tomados por locos. Escucha a una persona que es consciente de que una entidad la está controlando; solamente podía mantenerse sobrio una semana a la vez; luego se iba a beber y a pelearse: “Antes de cada borrachera siento un monstruo que se pega a mi espalda y el monstruo me hace beber y pelearme. El monstruo solamente se va cuando estoy borrachísimo y molido a palos. Temo que nunca sea capaz de parar”.

 

¿Cómo se crea una entidad? ¿De dónde proviene?

 

Para comprender esto, necesitamos explorar la estructura del cuerpo humano. Los humanos tienen varios cuerpos: el físico, el etérico, el astral y los cuerpos mentales inferiores; y los cuerpos superiores mental, búdico y átmico, que componen el reino del alma. Para este asunto, nos ocuparemos de los cuatro cuerpos inferiores.

 

El cuerpo etérico: Su cuerpo físico tiene un cuerpo etérico que lo interpenetra, un cuerpo sutil de energía; es la fuerza vital que sostiene y da vida a su cuerpo físico. Su cuerpo etérico enlaza su cuerpo físico denso con su cuerpo astral/emocional. (1)

 

El cuerpo astral: Su cuerpo astral es el asiento de sus deseos y emociones. Estas emociones pueden variar desde las más oscuras (deseos que incitan a la crueldad, avaricia, adicción, sexo perverso), a las más evolucionadas (deseos de liberación del alma, paz, gozo).

 

 

El cuerpo mental inferior: Su cuerpo mental inferior es el asiento del pensamiento concreto y razonamiento; cuando está interconectado con el cuerpo astral, su facultad de pensar está reclutada para satisfacer los deseos inferiores del cuerpo astral: encontrando maneras de sustentar necesidades vitales básicas, además de manipular, confabular e inventar tretas para conseguir lo que usted desea. La mayoría de la gente vive en este plano.

 

Al morir, el cuerpo físico se descompone y vuelve al polvo. El cuerpo etérico continúa viviendo, llevando consigo el cuerpo astral y el cuerpo mental inferior. (2)

 

Si la persona tiene fuertes ataduras emocionales, ya sea hacia una persona amada u odiada, drogas, sexo, poder político o cosas así, el alma puede que no quiera progresar, o no pueda evolucionar. El cuerpo etérico/astral quedará merodeando en los subplanos inferiores etéricos y astrales correspondientes al nivel de evolución de la persona. (3)

 

Si el alma tiende a continuar su viaje de evolución, el cuerpo etérico/astral experimenta una segunda muerte, descomponiéndose en sub-partes, dejando atrás cáscaras etéricas astrales que deberían desintegrarse con el tiempo, pero a menudo no lo hacen. Estas cáscaras retienen su instinto de conservación. (4)

 

Además, estas cáscaras o cuerpos etéricos/astrales retienen algunos de los deseos y apetitos de su previa personalidad, pero ya no tienen una fuente de vida (alma). Si pueden adherirse a una persona viva a la que usan como fuente de energía, se convierten en entidades poseyendo a alguien.

 

¿Qué es lo que quiere una entidad?

 

Una entidad retiene uno o dos deseos no resueltos u obsesiones que “trata de satisfacer de una manera rígida y repetitiva” al pegarse a una persona que comparte estos deseos. La entidad quiere intensidad emocional y/o disfrute sensual, así que crea deseos/antojos en el huésped que los satisfice religiosamente. (5) Algunos de estos deseos son:

 

  • Alcohol, drogas, tabaco, chocolate, dulces, comida basura.
  • Estados emocionales no resueltos como ira, odio, depresión, miedo.
  • Sexo, el juego, tocar los tambores.
  • Un proyecto como inventar un aparato de energía libre o limpiar el medio ambiente.
  • Poder político y fama.
  • Sentirse cuidado y nutrido.

 

¿A quién se acopla una entidad?

 

  • Una persona a quien le gusta lo que le gusta.
  • Un pariente cercano, amigo o alguien a quien ama.
  • Alguien de carácter débil.
  • Una persona emocionalmente vulnerable.

 

¿Cómo se introduce una entidad o se acopla al cuerpo?

 

Hay una barrera protectora entre nuestro cuerpo etérico y nuestro cuerpo astral. Cuando esta barrera es dañada, abierta o temporalmente derrumbada, una entidad puede introducirse o acoplarse al cuerpo.

 

¿Cómo se puede dañar esta barrera protectora?

 

  • Cualquier choque emocional fuerte puede crear una explosión en el cuerpo astral que raja la barrera: un dolor terrible, miedo, rabia, pánico, terror, etc.
  • Desmesurado uso de alcohol, drogas o tabaco.
  • Prácticas de meditación incompletas, forzadas o mal guiadas.

 

¿Cuáles son las condiciones de alto riesgo capaces de atraer a una entidad?

 

Conductas repetidas, extremas le abren a la posesión por una entidad.  Estas incluyen:

 

  • Abusar o ser adicto al alcohol, drogas (incluída la marihuana), o tabaco. Un aviso: es improbable que usted pueda atraer una entidad si disfruta de una cerveza o de un vaso de vino ocasionalmente. Pero hasta un uso relativamente moderado y regular de alcohol, drogas o tabaco pueden crear pequeñas rupturas en su barrera protectora.
  • Frecuentando bares de mal ambiente.
  • Uso excesivo de analgésicos y somníferos, especialmente combinados con alcohol o drogas. (7)
  • Promiscuidad sexual, teniendo varias parejas, visitando burdeles o salones de masajes, creando o viendo pornografía.
  • Fantasear continuamente sobre una pareja deseada intensamente.
  • Sufrir abusos sexuales.
  • Apostar y frecuentar casinos.
  • Mentir.
  • Atender reuniones masivas de gente en las que las emociones se agitan a gran nivel, especialmente cuando hay drogas presentes: eventos deportivos, conciertos de rock, “raves”, reuniones religiosas fundamentalistas, o mítines políticos. (8)
  • Ver películas, programas de TV, noticias, etc. o jugar a videojuegos que sacuden las emociones; juegos de guerra violentos pueden ser especialmente dañinos.
  • Escuchando música a alto volumen, música agresiva (heavy metal, hip-hop), especialmente dañina para bebés y niños.
  • Vivir con una familia violenta y abusiva. El abusador puede estar poseído; los niños abusados, cónyuge, u otros parientes están seguramente sintiendo terror y pánico.
  • Situaciones en las que hay muchas muertes y los sobrevivientes están aterrados, llenos de dolor, y/o cerca de los muertos; cuerpos etéricos/astrales o cáscaras pueden surgir de los muertos, por lo que los sobrevivientes están expuestos a la posesión por entidades.
  • Desastres naturales como terremotos, huracanes, tifones, tornados, erupciones volcánicas, inundaciones, tsunamis.
  • Situaciones creadas por el hombre como guerra, fuegos, accidentes de aviación, ferroviarios o marítimos.
  • Campos de batalla: cuerpos etérico/astrales o cáscaras surgiendo de soldados muertos, pueden tener sentimientos de miedo intenso odio, y/o violencia destructiva; pueden poseer a sobrevivientes, y causar o contribuir a los “flashbacks” (recuerdos traumáticos), trastornos de estrés post-traumático, y/o ataques violentos que plagan a veteranos de guerra en el campo de batalla o cuando vuelven a casa.
  • Accidentes de tráfico, bicicleta, motocicleta o marítimos; si hay muertos, los cuerpos etérico/astrales pueden surgir y adherirse a pasajeros traumatizados o heridos.
  • Enfermedades graves cuando el cuerpo y el sistema inmunológico están agotados, especialmente cuando hay gran pérdida de fluidos o sangre. (9)
  • Enfermedades crónicas que agotan el nivel de energía. (10)
  • Someterse a tratamientos médicos intensivos que inducen el miedo, especialmente en niños.
  • Recibir tratamientos shock por descargas eléctricas o a base de insulina, a veces utilizados en pacientes de instituciones psiquiátricas. (11)
  • Cirugía: la anestesia general paraliza el sistema de defensa del paciente; la incisión en el cuerpo crea una abertura permitiendo a una entidad de entrar. (12)
  • Alzheimer severo: una persona clarividente puede ver que en algunos casos el alma ha abandonado el paciente, y otras entidades han recuperado el lugar, a veces no solamente una sino varias. (13)
  • Familiares de pacientes con Alzheimer avanzado pueden atrapar fragmentos astrales que provienen del paciente; puede que “parte del destrozo del cuerpo astral, que normalmente toma lugar después de la muerte, sucede cuando el paciente esta todavía vivo…” (14)
  • Familiares de pacientes con esquizofrenia pueden también atrapar fragmentos astrales del paciente; quizá “la desintegración de la personalidad que toma lugar en los estados más avanzados de esquizofrenia pueda estar acompañada (o ser la causa) de un destrozo prematuro del cuerpo astral.” (15)
  • Agotar el cuerpo con excesivo trabajo, no comiendo apropiadamente, no durmiendo lo suficiente.
  • Invitar a una entidad; un niño solitario puede hacer esto y entonces la entidad se queda.
  • Los niños están a riesgo porque pueden ser traumatizados más fácilmente que los adultos… un perro ladrando, estar encerrado en un armario accidentalmente...
  • La muerte de un ser querido.
  • Fuerte estrés, de por si, o añadido a cualquiera de las situaciones anteriores puede incrementar la posibilidad de atraer a una entidad.
  • Un individuo con habilidades extrasensoriales puede atraer entidades de subplanos astrales superiores como guías espirituales; estos guías hablan y educan a través del medium. Generalmente estos mensajes no son de la mejor calidad, y pueden desviar del camino al medium y a su audiencia. (16)
  • A las entidades les gusta las cavidades carnosas internas, así los órganos reproductores femeninos son un área ideal; un área de gran energía asociada con el sexo, sirve a los deseos sexuales residuales de entidades. (17)

Un feto debilitado en el útero, puede ser vulnerable a una posesión por una entidad más adelante:

 

  • Idealmente, un feto se gesta en la luz del amor y la felicidad de su madre. Sin embargo, si la mujer no quiere tenerlo y si está estresada, enfadada o resentida, el feto esta viviendo en la oscuridad energética de la mujer, que le está rompiendo sus sistemas de defensa. (18)
  • Si una mujer embarazada está viviendo con un cónyuge abusivo, y está traumatizada, así lo está el feto también; una entidad puede entonces introducirse en la madre y causar daños al feto. (19)
  • Si una mujer embarazada fuma de manera regular, tomando alcohol o drogas (incluyendo algunas drogas prescritas por el médico), estas sustancias pueden llegar al feto a través de la placenta; a menudo el bebé será adicto al nacer, y vulnerable a la adicción más adelante en la vida.

 

¿Qué efecto tiene una entidad sobre una persona?

 

  • Causa o agrava fatiga porque está chupando la energía vital de su huésped.
  • Incrementa la tendencia de una persona hacia el abuso físico, emocional o psicológico de miembros de su familia u otros.
  • Promueve adicción o uso compulsivo de alcohol y drogas, además de tabaco, sexo, comida o juego.
  • Intensifica sentimientos de rabia, dolor y miedo.
  • A veces causa o agrava enfermedades, tumores, dolores de cabeza o migrañas, antojos de comida, tendencias violentas, depresión, ansiedad, cambios de actitud drásticos, acciones irresponsables o fases de locura.

 

  • ¿Por qué un huésped a veces incita a la posesión?

    • La combinación del placer del huésped y de la entidad se amplifica cuando los dos participan en su deseo común
    ; ambos se estremecen con el disfrute sensual o las emociones fuertes.
    • La entidad procura compañía al huésped, convirtiéndose en una forma de lidiar con la soledad; este es particularmente el caso cuando una entidad es invitada por un niño solitario y se convierte en un compañero (a veces) de por vida.
  • • La entidad satisface la necesidad de cuidar a alguien. Esto puede ser especialmente cierto en el caso de una mujer que tuvo un aborto (espontáneo o no); el anhelo de la mujer por un niño puede atraer una entidad a su seno. (21)

 

El huésped debe examinar y asumir la responsabilidad de los medios  por los cuales el está contribuyendo a la posesión por una entidad.

 

¿Cómo me protejo a mí mismo de atraer una entidad?

 

  • Si vive de una manera que pueda dañar sus sistemas de defensa naturales necesita cambiar su estilo de vida y abandonar hábitos enraizados.
  • Quizá tenga que dialogar o separarse de amigos o miembros de la familia que impiden su cambio.
  • Si vive una vida llena de estrés, agitada, hágala más simple. ¿Qué aspectos negativos puede eliminar de su vida?
  • Si es adicto al alcohol, drogas, comida, sexo, juego u otras formas de conducta compulsiva, busque ayuda apropiada.
  • Si está en una relación abusiva, busque ayuda para salir. Hay líneas telefónicas a las que puede llamar para obtener ayuda.
  • Si su dieta es poco saludable, con mucho azúcar, comidas grasas, aprenda a comer una dieta equilibrada. Un cuerpo poco saludable normalmente refleja emociones y mente poco saludables.
  • Si está privado de sueño, tome el tiempo necesario para reposarse en una buena cama y en una habitación tranquila.
  • Si se mantiene en un remolino de altas emociones generadas por música, “culebrones”, películas, videojuegos violentos, pornografía… desconéctese, apague todo.
  • Si su vida es ruidosa, puede hacerla más tranquila: Apague la TV y la radio, excepto programas que le informan y nutren. Apague música violenta y estridente. Apague música con letras insípidas que manipulan su mente. Apague los videojuegos. Apague el ruido de fondo cuando sea posible.
  • Evite reuniones de masas donde las emociones se agitan e intensifican, como mítines, eventos deportivos, servicios religiosos fundamentalistas, fiestas “rave” o conciertos de rock; estos son lugares llenos de alimento para cáscaras  etérico/astrales o cuerpos buscando huéspedes.
  • Si experimenta cambios bruscos de humor, evite a la gente que le exaspera.
  • Una vez que se da cuenta de que sus emociones no están siempre bajo su control, asuma el reto de tomar control.
  • Su mente puede actuar para equilibrar sus emociones y ayudar a calmarse, especialmente cuando surgen miedos irreales y preocupaciones innecesarias. Si está en medio de un torbellino emocional, siéntese tranquilamente, tome diez profundas y lentas respiraciones y pregúntese: “¿Cuál es la verdad de esta situación? ¿Es tan mala como parece?”
  • Una mujer que acaba de tener un bebé, o ha tenido un aborto puede sentirse cansada y vacía, anhelando llenar  ese vacío. Esto puede ser una trampa y facilitar la posesión por una entidad. Ella necesita descansar, estar tranquila y restablecerse tanto física como emocionalmente, de manera que pueda recuperar su fortaleza. (22)
  • Haga ejercicios todos los días.
  • Intente hacer yoga; le calmará.
  • Pase un cierto tiempo cada día tranquilo y a solas. La tranquilidad le capacita para detectar los signos de la posesión por una entidad.
  • Aprenda a meditar; esto le ayudará a calmarse y equilibrarse. Para sugerencias sobre meditación, vaya a nuestra página web: www.sanctusgermanus.net. Haga clic sobre Invocación y Meditación. Escoja “Sugerencias para la meditación” donde encontrará indicaciones para la meditación por inspiración.
  • También sugerimos que lea la Invocación para Protección varias veces al día; está también en el menú de Invocación y Meditación.

 

¿Cuáles son los signos de que una entidad pueda estar adherida a usted?

 

  • Fatiga, porque la entidad esta chupándole energía para poder seguir “viva”.
  • Fuertes e incontrolables deseos por ciertas comidas o bebidas.
  • Compulsivas e irracionales deseos como comprar (particularmente si no se lo puede permitir), acumulando deudas, trabajando demasiado, acumulando cosas, austeridad innecesaria.
  • Sentirse empujado a varias formas de auto-mutilación, como tatuajes o cirugía para darse colmillos, cuernos o lenguas bífidas. Estos pueden ser signos externos de una entidad queriendo hacerse ver.
  • Estar atraído a cultos, rituales satánicos, brujería Wicca y prácticas similares.
  • Tener prisa, adoptar un comportamiento hiperactivo, alocado, desenfrenado que choca la razón.
  • Intensidad emocional es un signo de alerta claro. Sus emociones, como ira, odio o excitación sexual, pueden ser más potentes de lo normal, incluso perdiendo todo control.
  • Estando atrapado en emociones dolorosas; algunas entidades le impulsarán a crear situaciones que generan una emoción particular una y otra vez como depresión, ansiedad, dolor, miedo o ira.
  • Confusión interna. Entidades promueven comportamientos como comer de más, no dormir suficientemente, vivir rodeado de ruido, abusar del alcohol, drogas, o sexo, etc. porque las personas confundidas tienen menos posibilidades de darse cuenta de que tienen una entidad controlándoles. (23)
  • Sentirse cansado y confuso incluso cuando no tiene conductas extremas; una entidad puede estar vegetando tranquilamente dentro suyo y sentirse nutrida.
  • Entidades pueden hacerle pensar que sus deseos son los suyos. Ellas no quieren ser notadas, porque si lo son, se les puede expulsar. Ellas tratan de prevenir esto manteniendo su vida tan agitada y fuera de control como sea posible.
  • La mayor parte de las entidades no quieren que usted medite o esté en relaciones afectuosas; si tiene ambas en su vida, seguramente está libre de entidades.

 

¿Cómo deshacerse de una entidad?

 

Comenzar el contacto con el alma

 

Puede que llegue el día en el que la entidad le haya conducido a tal miseria, que usted sabe que debe cambiar; miseria significa que se ha desviado mucho del camino de su alma. Dado que sus esfuerzos para cambiar han fallado, usted busca ayuda, esperando que haya algo más poderoso que usted. Lo hay.

La ayuda viene de su alma, la fuerza vital profundamente anclada dentro suyo. Buscar ayuda significa que ha habido un cambio interior de energías: la vibración inferior (la entidad que le ha estado controlando) cederá el paso a la vibración superior de su alma. Al tomar las riendas, su alma atraerá lo que sea que necesite para liberarse de la entidad.  Usted debe iniciar el cambio y estar dispuesto a seguir el camino desvelado para usted.

 

Para más información, vaya a www.sanctusgermanus.net. En el menú, haga clic sobre Contact con el alma

 

Pronunciar decretos del YO SOY

 

YO SOY es otro nombre para el alma o la divina presencia dentro suyo; este es su verdadero yo.  Invocando al YO SOY, se autoriza la actividad plena de su alma, estimulándola a atraer una solución para lo que sea que le está perturbando. Simplemente tome lo que parece ser el problema y decrete, en voz alta y con la convicción de todo su ser, varios de los siguientes decretos:

 

  • YO SOY el/la que está libre de la posesión por entidad. YO SOY el/la que está libre de toda conducta, emoción y deseo que atrae entidades. (Sea específico/a: YO SOY libre de toda dependencia al alcohol y drogas. YO SOY libre de ira, o de la compulsión de abusar de mi familia, etc.)
  • YO SOY el/la que controla sus emociones, deseos y compulsiones con una mente alerta y poderosamente desarrollada. YO SOY bien defendido; ninguna entidad puede adherirse a mí.
  • YO SOY el/la que es más poderoso/a que cualquier entidad; ninguna entidad puede adherirse a mí.
  • YO SOY el/la que vence y expulsa a todas las entidades de una vez por todas.

 

Este es un decreto general que se puede usar a menudo durante sus días y noches.

 

Yo invoco a la presencia ponderosa del YO SOY para que inunde mi mundo con luz, perfección, sabiduría, amor, abundancia y protección.

 

Resonando el Om

 

A veces, entidades que no están adheridas revolotearán alrededor suyo como moscas, sugiriendo emociones, ideas o acciones que usted no pensaría. Estas entidades saben cómo graduar o ajustar sus pensamientos y hacerle pensar que son suyos.

 

Cuando es consciente de que algo está revoloteando alrededor suyo, pronuncie el sonido OM en voz alta o en silencio. Hacer resonar el sonido OM impulsa a su alma a manifestar energías que son demasiado altas y puras para que estas entidades las aguanten; en general ellas se van. (24)

 

Precaución: Una entidad que parece haber desaparecido puede estar escondida, construyendo un deseo, esperando el momento en el que usted esté con la guardia baja para retomar control sobre usted; cuando se vuelve activa puede impulsarle por ejemplo a una gran borrachera. Permanezca siempre alerta.

 

La Fundación Sanctus Germanus ofrece sanaciones telepáticas a portadores de luz que están trabajando al servicio de la Gran Hermandad Blanca. Muchos portadores de luz se encuentran sufriendo adicciones, además de problemas físicos y emocionales que impiden su desarrollo espiritual y les desvían de la misión de su alma. Como parte del proceso de sanación, el cuerpo del portador de luz se limpia de cualquier entidad astral antes de comenzar el tratamiento.

 

Para más información, vaya a www.sanctusgermanus.net . En el menú, haga clic sobre Curación telepática. Rellene el formulario y envíenoslo.

 

El hecho de eliminar la entidad no resuelve completamente el problema. Una entidad se adhiere a una persona por razón de su vulnerabilidad debida a los deseos incontrolados o traumas emocionales no resueltos; sigue siendo la responsabilidad de la persona de tratar sus problemas. Para resistir permanentemente a toda adherencia por entidad, su mente (el cuerpo mental), su facultad superior, debe ser empleada para controlar su cuerpo astral emocional. El estudio de la meditación puede ayudar a alinear su cuerpo mental y el cuerpo emocional y poner sus emociones bajo control.

 

Notas a pie de página:

 

1) Bailey, Alice A., A Treatise on White Magic, New York: Lucis Publishing Company, 1934. p. 50

2) Mau, Michael, PhD. Private conversation.

3) Mau, Michael, PhD., The Sanctus Germanus Prophecies, Volume 2, Canmore, Alberta, Canada, The Sanctus Germanus Foundation, Publications Division, 2006, pp.40-3.

4) Mau, Michael, PhD. Private conversation.

5) Sagan, Samuel, M.D., Entity Possession: Freeing the Energy Body of Negative Influences, Rochester, Vermont, First Destiny Books, 1997; p.15.

6) Powell, Arthur, E., The Etheric Double, London, The Theosophical Society, 1925. pp. 63-66.

7) Sagan, op.cit. p.93.

8) Mau, Vol. 2. op.cit. p.41.

9) Sagan, op. cit. p.97.

10) Ibid. p.97.

11) Ibid. p.98.

12) Ibid. pp. 93-4.

13) Michael Mau, private conversation.

14) Sagan, op. cit. pp.62-3.

15) Ibid. p.63.

16) Mau, Vol. 2. op. cit., pp.42-3.

17) Sagan, op. cit. pp.64-6.

18) Ibid. pp. 88-9.

19) Ibid. pp. 89-90.

20) Ibid. p. 64.

21) Ibid. pp. 66-7.

22) Ibid. pp. 84-6.

23) Ibid. pp. 17-8.

24) Mau, Michael, PhD., The Sanctus Germanus Prophecies, Volume 3, Canmore, Alberta, Canada, The Sanctus Germanus Foundation, Publications Division, 2009, pp. 166-7.

 

 


Sanctus Germanus Libros

Principal página

Comunícase con Nosotros

©2007 El sitio web entero es protegido bajo la Ley canadiense de Derecho de autor de 1985 y todas revisiones después
y la Convención de Berna. Bien en todo el mundo reservado por la Fundación Sanctus Germanus.